¿Puerta acorazada o puerta blindada?

Aunque puede llevar a error, las puertas acorazadas y las puertas blindadas no son lo mismo, tienen características diferentes que las hacen más o menos idóneas para situaciones concretas. Conozcámoslas

Las puertas blindadas

Tienen un peso menor y una estructura de dos placas de acero que aumenta su resistencia. Además, el precio es inferior al de la puerta acorazada y permite la opción de añadir una cerradura extra que aporte mayor seguridad.

El inconveniente de esta puerta, es que no está pensada para grandes impactos, por lo que en estos casos podría terminar cediendo.

Las puertas acorazadas

A diferencia de las anteriores tiene una fuerte resistencia frente a los golpes y los intentos de apertura forzosos. Es la mejor opción para viviendas individuales y negocios ya que no cede ante golpes de mazo o martillo. Además, es un excelente aislante térmico y sonoro.

Su principal inconveniente es el elevado precio y que, al igual que las puertas blindadas, la cerradura puede ser forzada por un profesional, por lo que siempre se recomienda reforzarla.

Ahora que conoces las similitudes y diferencias entre ambos tipos de puerta, solo te queda elegir la opción que mejor se ajusta a tus necesidades concretas.

Desde Cerrajería Somera te recordamos: ¡Invertir en la seguridad de tu hogar no tiene precio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*