Términos básicos de una cerradura

Al igual que en otras muchas profesiones, los clientes desconocen los términos básicos de cada especialidad y confunden nombres a la hora de denominarlos (cosa lógica y normal por otro lado ) Un ejemplo podría ser, ir al doctor y decir que te duele la rodilla cuando puede ser un hueso, un ligamento o un tendón… Con los cerrajeros pasa algo parecido al recibir solicitudes sobre cerraduras. Un cliente avisa para cambiar su cerradura cuando en realidad lo único que necesitan es cambiar una parte concreta de esta, ya que la cerradura hace referencia al mecanismo completo de la puerta, y no debemos confundirla con las piezas concretas que la forman y que tienen una determinada función como puede ser:

  • Resbalón: Pieza triangular cuya función es encajar la puerta en el marco. Esta pieza es la que posibilita que una puerta quede cerrada sólo con empujarla.
  • Petacas y bulones: Aumenta la fuerza con la que la puerta está cerrada, el resbalón es una pieza que, de no tener refuerzo, cedería ante cualquier golpe. Las petacas y bulones tienen forma circular y salen del lateral de la puerta al echar la llave.
  • Manillas y pomos: Es la parte que nos permite abrir la puerta. En el caso de la manilla, actúa como una palanca que accionamos al empujar para abajo, si por el contrario tiene forma circular, y debemos girarlo para abrir la puerta, nos encontramos ante un pomo.

Antes de cambiar la cerradura por completo, identifica la parte dañada puede ahorrarnos un dinero.

Recuerda que ante cualquier problema con tu cerradura en Bizkaia, puedes contar con nuestro servicio 24 horas, los 365 días al año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*